De equidistancia y legitimación:
THQ Nordic organiza un AMA en 8chan

por

3 marzo, 2019

Posiblemente no conozcáis a Philip Brock. Yo tampoco, hasta esta semana. Un tipo con doce años de experiencia en la industria, siete y medio como relaciones públicas en THQ Nordic. ¿Y por qué ha saltado a primera línea? Por organizar un AMA para THQ Nordic en 8chan, un image board para aquellos que creen que 4chan -lugar donde nació el (tristemente) celebre GamerGate– censura sus ideas políticas. Os podéis hacer una idea del nivel, más cuando Google decidió allá en 2015 excluirla de sus resultados de búsqueda ante la enorme presencia de contenido relacionado con la pederastia.

Como siempre, dos bandos en las redes: los comentarios de los que les defienden amparándose en la libertad de expresión -el fundador de 8chan, Fredrick Brennan, justificaba así el hecho de alojar boards dedicados a pornografía infantil-, y los detractores (con razón) de un movimiento catastrófico para la imagen pública de la compañía. Sobre todo cuando hablamos de una marca como THQ, que está intentando renacer después de la quiebra de 2012 de la mano de Nordic Games. ¿Quién no se acuerda de las montañas de uDraw en cada centro comercial?

Sin embargo, lo más preocupante de todo es la equidistancia impostada que ha demostrado THQ Nordic con este movimiento. Es prácticamente imposible que una empresa relacionada con el mundo del videojuego, con tantos años a sus espaldas, no haya oído hablar del GamerGate, de 4chan, de los serios problemas de acoso que una semana tras otra aparecen en todos los titulares. El hecho de aceptar un AMA en 8chan declarando -y cito- que “no tenemos ni idea de por qué” es un intento de 1) eximir de responsabilidad a la compañía, y 2) blanquear una comunidad por el bien del engagement y el alcance. No puedes aceptarlo, aunque 8chan te asegure que intentarán mantener fuera del AMA los comentarios desagradables. Debería ser fácil de entender: estás dando tráfico y publicidad desde una cuenta empresarial a un sitio conocido por dar cobijo a una comunidad de pornografía infantil, junto a otros elementos relacionados con lo alt-right. Y una vez te das cuenta de tu “error”, tardas casi un día en borrar el enlace en Twitter. ¡Bien jugado!

Philip Brock salió a disculparse después del barullo que se formó en redes sociales, arreglando bien poco en el proceso. El daño ya estaba hecho. Además, las respuestas que había dado en el AMA no dejaban mucho lugar a dudas, mostrando al representante (¡PR & marketing manager!) de una empresa prácticamente de colegueo cuando un usuario suelta el consabido “los SJW arruinan los videojuegos” o se bromea sobre lolis. No todo se arregla con un “no teníamos ni idea de dónde nos metíamos”.

Con todo ello, el GamerGate afianza sus lazos con THQ Nordic. Porque esto ya viene de atrás: en febrero de este año, THQ Nordic adquiría, a través de Koch Media, Warhorse Studios, los creadores de ‘Kingdom Come Deliverance’ comandados por Daniel Vavra, gamergatero confeso y artífice de la “pequeña” colaboración con Destructive Creations, desarrolladores de lindezas como ‘Hatred’ -si no lo conocen, Pablo les ilustra por aquí– o ‘IS Defense’.

En definitiva, ¿todo vale si es por el bien de los ingresos? No. ¿Somos capaces de inculcar algo de responsabilidad para con la comunidad a las empresas? Tampoco. Tan rápido como ha pasado el AMA, sus repercusiones han quedado en segundo plano. THQ Nordic se ha retirado a un silencioso segundo plano después de la tormenta, sin ninguna declaración corporativa desde el pasado 26 de febrero. Así perjudican no sólo a la comunidad, que ahora ve cómo su parte más tóxica se ha visto legitimada por una empresa del sector, sino también a sus propios estudios de desarrollo, que ahora se ven asociados a una marca con una reputación seriamente dañada. Pero… ¡eh! Recuerden que la industria del videojuego factura más que las del cine y la música juntas. ¿Cómo les vamos a negar la entrada a ese sector de la comunidad? ¿Cómo les vamos a decir que están equivocados? ¡Son menos beneficios! Hagamos lo que ellos quieran. Legitimemos su discurso. Y sigamos perpetuando los problemas que, día sí día también, asolan al videojuego.

, , , , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...