En Tiempos de Carga 01×04 —
Dueños del tiempo

por

23 julio, 2018

El tiempo vuela.

Hace poco más de un mes, en Dueños del tiempo: Rompiendo el bucle, quisimos descomponer el átomo que da forma al tiempo. Con cada tic, nos dimos cuenta de que esta magnitud define a los videojuegos, actuando como una fuerza incontrolable. Comprendimos que, desde múltiples frentes, el tiempo espolea el devenir del medio. Por un lado, se comporta como una variable eterna, fluctuante, envolviendo con su manto tanto a jugadores como a obras, alterando su capacidad de percepción con el paso de los años. Por otro, el tiempo deja a un lado su naturaleza opresora para ponerse al servicio del usuario, que se erige como dueño y señor de la cuarta dimensión. Pero, ¿podemos, realmente, manejar las agujas del reloj a nuestro antojo en los entornos virtuales? En muchas ocasiones, esto no es más que una ilusión. Porque, cuando el videojuego se desnuda, descubrimos que estamos buceando en un inmenso y atractivo bucle. Es inevitable: al terminar cada partida, todo vuelve a la casilla de salida. El sistema se reinicia y, con ello, nos damos cuenta de que el tiempo sólo nos ha ofrecido una pequeña concesión. Seguimos siendo su marioneta.

Por supuesto, siempre hay excepciones. A veces, el tiempo muestra su verdadera cara en títulos con mundos persistentes. En otras ocasiones, trata de estirar su fecha de caducidad, hipnotizándonos con su péndulo, desafiando a nuestra faceta más completista a ponerse en frente de una lista de misiones secundarias. Así, con esta retahíla, llamamos a la puerta de nuestras compañeras de Terebi Magazine. ¿Serían partidarias de la tiranía del reloj o, por el contrario, querrían rebelarse ante él? Una vez más, las invitamos a charlar con nosotros para que, micro en mano, tratáramos de derribar el grueso muro que conforman las paredes de este bucle temporal.

En Tiempos de Carga llega a su cuarta entrega con un propósito claro. Durante un poco más de hora y cuarto, Marina (@Ninfa_dp), Violeta (@Vayo_SB), Fer (@ferporbar) y Marcos (@soquam) nos hablan de la magnitud del tiempo como motor para modificar la forma de jugar. Además, los cuatro se introducen en un inmenso reloj de arena para hablar de obras como ‘Red Dead Redemption’, ‘Ephemeral Fantasia’ o ‘Lighting Returns: Final Fantasy XIII’. El cruel deterioro de las obras también tiene un pequeño espacio en este viaje, en un desesperado intento de encontrar una explicación al factor nostalgia que ha embriagado a la industria en los últimos años. Y, como de costumbre, también hablamos de autores. Jonathan Blow, con ‘Braid’, o Eiji Aonuma, con su participación en ‘The Legend of Zelda: Majora’s Mask’ no podían faltar a esta cita mensual.

Somos conscientes de que abarcar los vastos campos temporales es una tarea imposible, pero queríamos aportar nuestro granito de arena en las ondas, como ya hicimos en papel. En Tiempos de Carga se calienta junto a la hoguera que nos consume.

, , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...