Un catálogo de otro planeta

por

2 diciembre, 2014

Abatir a toda la flota enemiga, vencer a tu rival en el ring, comandar una resplandeciente tropa en su sesuda batalla contra los Bulzome, adelantar a tu enemigo en la última curva o volar ligero como el viento para liberar los sueños de la humanidad. La grandeza de un catálogo la definen la cantidad y variedad de las experiencias que es capaz de hacernos vivir. Se me ocurren pocas tan variadas y originales como éstas. Larga vida a lo alternativo.

De todas las consolas de Sega, probablemente Saturn sea la menos conocida y la más infravalorada. El tiempo parece haber tendido una cortina de humo denso y espeso, que se empeña en tapar los grandes logros y sublimes momentos que la 32 bits de Sega nos brindó en el pasado. Sin embargo, tras ese manto de niebla, Saturn esconde algunos de los mejores juegos de su generación. Un hatajo de titulazos capaces de sobresalir en un catálogo que siempre fue especial, diferente, pero que por ende, contó con una personalidad única y un marcado carácter.

Aquí están algunos de los juegos que durante mucho tiempo sólo pudieron jugarse en Sega Saturn, si bien es cierto que muchos de ellos acabarían siendo portados a otros sistemas tras la muerte de la 32 bits, especialmente a través del sello “Sega Ages”. Han pasado ya veinte años desde que Saturn naciera en Japón, pero algunos de estos títulos siguen siendo exclusivos de la plataforma, y me atrevo a aseverar que todos ellos tienen la suficiente personalidad para justificar este pequeño homenaje.

Shining Force III

Shining Force III

La tercera entrega de la popular saga de tactical RPG de Sega sería la última que mantendría su esquema jugable inalterado. Con el planteamiento clásico de batallas en cuadrícula, Camelot Software Planning pone toda la carne en el asador para regalarnos una jugabilidad de auténtico nivel, que se apoya en la simpleza del propio núcleo jugable del género en lugar de plagarla de accesorias nimiedades que solo buscan enrevesar. ‘Shining Force III’ se comercializaría en tres juegos (escenarios) diferentes, al que habría que añadir un Premium Disc hasta arriba de retos jugables y toda suerte de material fanservice. La duración de los tres escenarios juntos llega a alcanzar cotas absolutamente épicas, lo que unido a la excelente jugabilidad, la maravillosa banda sonora de Motoi Sakuraba y el enorme carisma que desborda toda la obra lo convierten en uno de los imprescindibles de Saturn. Lo mejor, el visionario sistema de escenarios, que nos permite pasar la partida de uno a otro, recordando tus decisiones años antes de que ‘Baldur’s Gate’ o ‘Mass Effect’ llevaran esta idea a su máxima expresión.

Sega Rally Saturn

Sega Rally Championship

El arcade de carreras por excelencia contó con una adaptación muy digna en Saturn. Además del incombustible modo Arcade, esta versión hipervitaminada del inmortal clásico venía de serie con un modo Championship que nos ponía a prueba en los cuatro circuitos, el siempre presente Time Attack y el inevitable modo Versus para dos jugadores a pantalla partida. Rey absoluto de los salones recreativos de los 90, era difícil encontrar uno de ellos que no contara con un mueble de ‘Sega Rally’. El equipo AM3 de Sega logró portar la joya de la corona de AM5 con solvencia, llevando a Saturn el primer juego de carreras con diferentes tipos de superficie que de verdad influían en la conducción, lo que le convierte en una de las leyendas de la historia de su género. Conducción arcade extrema, exigente y profundamente divertida. La genial banda sonora de Saturn fue versionada por Naofumi Hataya e interpretada por nada menos que… ¡¡¡Joe Satriani!!!

Dragon Force

Dragon Force

Exótica mezcla entre real time strategy y tactical RPG, ‘Dragon Force’ no se parece a nada más que yo haya jugado. El fantástico tapete de Legendra, ocho carismáticos monarcas llamados a convertirse en héroes para salvar sus respectivos países y la oscura amenaza del malvado demonio Madruk y sus pérfidos acólitos Scythe y Gaul, que han sembrado la desconfianza y el odio entre los ocho países de tan fantástica tierra. Tras seleccionar a uno de los monarcas, debemos expandir nuestro imperio para unificar a los ocho reinos y hacer así frente a la amenaza. Con la planificación y gestión de recursos propias de un RTS y los combates de un T-RPG bastante peculiar, ‘Dragon Force’ apuesta por un combo jugable dinámico y sólido, apoyado en una narrativa espectacular que además cuenta con ocho líneas de trama diferentes.

Guardian Heroes

Guardian Heroes

Los genios de Treasure decidieron darle a Saturn uno de los hack & slash que el público ha acogido con más cariño en muchísimo tiempo. La magia del píxel de Treasure, aderezada con una historia atractiva y repleta de elecciones que nos abocan a diferentes caminos, que a su vez desembocan en más elecciones hasta llegar a la friolera de siete finales diferentes. ‘Guardian Heroes’ cuenta con una interpretación cuanto menos original del género, con tres hileras bidimensionales de profundidad en lugar del acostumbrado movimiento en tres dimensiones propio de la perspectiva isométrica. Por lo demás, cuenta con la cantidad de movimientos necesarios para conseguir una jugabilidad interesante, un puñado de magias de diversos tipos y la suficiente profundidad para lograr que tirarse la tarde repartiendo tollinas con hasta cuatro amigos sea algo la mar de disfrutable. Y cuando os canséis de las diversas posibilidades del modo historia, podréis seguir partiéndoos la cara entre vosotros, ya que cuenta con un modo coliseo en el que desbloquear mogollón de personajes. Finalmente, un sutil toque de rol, en forma de progreso de niveles y reparto de parámetros, termina de redondear una experiencia ya de por sí muy enriquecedora a todos los niveles. ¡Pura magia Treasure!

NiGHTS into Dreams

NiGHTS into Dreams

Cuando tienes al creador de ‘Sonic’ (Naoto Oshima) diseñando un personaje y al equipo responsable de los juegos del erizo tras un desarrollo, es que se trata de algo gordo. ‘NiGHTS into Dreams’ fue el primer juego creado por el Sonic Team que no nos contaba las aventuras del erizo más rápido del mundo, sino que nos sumergía en el maravilloso Nightopia, el mundo de los sueños. Nuestra misión sería salvar tan oníricos parajes de un ser malvado llamado Wizeman y para lograrlo deberíamos guiar a dos niños humanos ante NiGHTS, el único capaz de darles el poder necesario para liberar sus sueños e impedir que Wizeman los llenara de pesadillas. ‘NiGHTS into Dreams’ es un juego que brilla en su apartado artístico, poniendo en pantalla un mundo maravilloso y especial. NiGHTS es capaz de volar a lo largo y ancho de cada uno de los niveles, haciendo todo tipo de cabriolas y maniobras. La suavidad y belleza de su vuelo están integradas de manera magistral en una jugabilidad exigente con una curva de dificultad deliciosa. Tic-tac-tic-tac.

Radiant Silvergun

Radiant Silvergun

Del idilio entre Treasure y Saturn nacería este shoot ‘em up, considerado como una de las piedras angulares del género. Mezclando desarrollo y escenarios en dos dimensiones con elementos en tres dimensiones en partes concretas de los escenarios o enemigos, la japonesa llevaría el género a nuevas cotas de calidad en cuanto a factura visual y arquitectura de niveles. ‘Radiant Silvergun’ es un juego duro, seguramente uno de los más duros juegos de naves a los que uno pueda enfrentarse, pero lejos de ser frustrante, logra engancharte a través de detalles como la enorme cantidad de armamentos diferentes disponibles, la posibilidad de incrementar cada armamento individualmente mediante el uso, el inteligentísimo aprovechamiento de los subjefes y las partes utilizables del escenario, ya sea como cobertura o como peligro a evitar. ‘Radiant Silvergun’ es uno de los juegos más inteligentemente creados a los que me he enfrentado. Tal vez parezca que hacer un shoot ‘em up no debe ser muy complicado, pero los chicos de Treasure suelen convertir en oro todo aquello que tocan, logrando en esta ocasión sorprendernos incluso por encima de lo esperado.

Burning Rangers

Burning Rangers

De nuevo el Sonic Team nos pone a los mandos de un juego original y divertido, con un planteamiento más aventurero que estrictamente de plataformas. ‘Burning Rangers’ es una deliciosa excentricidad que nos sitúa en un lejano futuro en el que una unidad de bomberos hace frente al fuego equipada con jetpacks y avanzada tecnología. Para poder enviar a casa a los civiles que encontremos atrapados por el fuego, vamos a necesitar la energía de unos misteriosos cristales, que al mismo tiempo hacen de escudo a nuestra persona, tal y como harían los anillos para Sonic. Además de saltar, esquivar el fuego con acrobacias, buscar activamente a civiles atrapados y apagar humeantes focos de fuego, vamos a tener que darnos mucha prisa, ya que el fuego no espera, y se irá propagando en tiempo real según jugamos. De llegar el incendio a cotas demasiado altas resultará imposible llevar a cabo la misión de salvamento y veremos la pantalla de Game Over. ¡Go, go, Burning Rangers!

Virtua Fighter 2

Virtua Fighter 2

No cabe la menor duda de que ‘Virtua Fighter 2’ es uno de los juegos más importantes de Saturn. Si con la primera entrega en su versión Remix trajeron “el juego que todo el mundo quería tener en su casa”, la segunda llegaría para terminar de convencer a todo el mundo de que la lucha versus en tres dimensiones había llegado para quedarse. ‘Virtua Fighter 2’ apuesta por unos combates muy realistas en detrimento de las magias y efectos. Fácil de jugar, dificilísimo de dominar, estamos ante uno de los fighters más técnicos y complejos que existen. Con diez personajes más la desbloqueable Dural, la serie siempre trató de brindar al usuario unos combates de sutil belleza y plasticidad, con auténticas coreografías de combate extraídas de las artes marciales. El sistema trata de premiar tanto la estrategia como la técnica, en unos combates que no se parecen a los de ningún otro de los grandes de su género. El juego más vendido de la consola. Ora ora ora!

Princess Crown

Princess Crown

Primer juego de Vanillaware y uno de los mejores action RPG en dos dimensiones que existen. La historia nos habla de un demonio, una profecía, y una joven princesa, portadora de la corona dorada, que está destinada a destruir el mal y salvar el mundo. La joven princesa Gradriel escapa de su castillo una noche, portando la corona, y va a tener que enfrentarse a un hatajo de demonios en unos combates que se juegan como si de un juego de lucha versus se tratara, pero con una barra que indica los movimientos que podemos hacer. Si vaciamos la barra, Gradriel será incapaz de llevar a cabo ninguna acción, por lo que quedaremos vendidos ante los ataques enemigos. Como todo lo de Vanillaware, el título destaca por su impresionante apartado artístico, con fondos en dos dimensiones trabajadísimos y una obsesión por el detalle que parece llenar de vida la pantalla. ‘Princess Crown’ es uno de esos maravillosos juegos de Saturn que jamás llegaron a salir de Japón, pero por suerte existe una traducción al inglés elaborada por fans.

Deep Fear

Deep Fear

Último de los títulos que llegaron a Europa, ‘Deep Fear’ bebe descaradamente y hasta emborracharse de la saga ‘Resident Evil’, la primera de cuyas entregas había aparecido hace unos años en Saturn. Podría decirse que se trata prácticamente de un clon, pero lo cierto es que añade un par de conceptos que le hacen muchísimo bien a la ecuación. ‘Deep Fear’ es un survival horror de la vieja escuela que transcurre en una estación submarina, por lo que es necesario tener en cuenta el nivel de aire respirable en cada estancia, teniendo que despresurizar en algunos momentos los corredores y habitaciones del complejo para poder pasar por ellos. De esta manera, no sólo deberemos estar pendientes de nuestra salud y de los enemigos, sino que habrá que ser muy cuidadoso si queremos sobrevivir. De corte absolutamente clásico y heredero de aquéllos que acuñaron el término que da nombre al género, ‘Deep Fear’ es una muy buena alternativa para aquéllos que se quedaron sin ‘Resident Evil 2’ por no tener una PlayStation. Al menos en este título puedes disparar mientras te mueves, algo que en la saga de Capcom lograron para cuando a nadie ya le importaba.

No están todos los que deberían estar. Podríamos hablar de muchos otros: ‘Fighters Megamix’, ‘Shiroki Majo’, ‘Saturn Bomberman’, ‘Dungeons & Dragons Collection’, ‘King of Fighters 95’, ‘Metal Slug’, ‘Story of Thor 2’, ‘Daytona USA’, ‘Fighting Vipers’, ‘Sega Touring Car’ y muchos más, entre ellos todos los que aparecen en el número 6 de GameReport. Juegos que hacen de Saturn una máquina especial, diferente, que conviene retomar de vez en cuando, ya que las sensaciones que transmite quedarán por siempre grabadas en tu mente.

, , , , , , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...