S02E08

De Corea al Subsuelo
pasando por 2008

por

9 noviembre, 2018

Hablando con Roldán, un gran tipo al que deberíais seguir si os mola esto de los videojuegos más allá de jugarlos y devolverlos a la estantería, llegábamos a una conclusión sobre la última movida que ha acontecido en el mundo de los videojuegos y que, creo, ha pasado bastante desapercibida más allá de nuestras cámaras de eco: ¿es el mundo de los videojuegos un lugar cada vez más feo? ¿O somos nosotros los que nos tiramos de cabeza al abismo? No paramos de leerlo: condiciones laborales inmorales, cierres de estudios, acoso, un mercado feroz, y así mil razones distintas que podríamos listar durante horas. Por otro lado, me decía Fernando Conde, habitual de esta casa, que últimamente estoy un poco deprimente con lo que escribo. Certero, puede, pero tirando a lo negativo. Y es… ¿verdad? Al final es una mezcla de todo: cada vez nos llega más información, y esto está bien. Más transparencia, más datos, más realidad. Por otro lado, tenemos más interés. Leemos, contrastamos, opinamos y debatimos. Y mejoramos por el camino. Y por último, claro, el mundo. La decadencia. No parece que vayamos a mejor. Al menos desde aquí abajo. Nuestro hobby favorito pasa por su mejor momento y, a la vez, por el peor. ¿Es esto posible? Sí, claro. No hay más que verlo. Entonces, vamos por mal camino, ¿no? Pues… no necesariamente. Porque al final, hay dos opciones: o todo revienta por los aires y se reinicia, o mejora. Roldán me contaba que él estaba enseñando todo esto en sus clases. Y yo, desde aquí, intento hacer lo propio. ¿Y el mercado? Bueno, eso se acabará regulando o muriendo. Como siempre. En cualquier caso, por una vez, nosotros ganamos. O eso hay que creer para poder seguir tirando del carro.

Hola, soy Johnny, y esto es Sneak Week. Musicón y empezamos.

Ya empieza a hacer «un frío que jode», como decimos por las tierras del cierzo, pero eso no debería ser óbice para que os pongáis vuestra bomber más cantosa, esa gorra con estampado de flores de visera plana que alguien os regaló pensando que os gustaría ir a la moda, esas zapas chillonas que aun huelen a plástico nuevo, un número indeterminado entre dos y cinco cinturones, y, tras todo eso, dadle al Play al hilo musical de hoy y entenderás el por qué de esta frase tan larga. Mola, ¿eh? Pues esperad a ver las recomendaciones de esta semana, que no son pocas. Empezando, como siempre, por el contenido en inglés, tengo tres textos de interés social. Por un lado, en Kotaku se hacen eco de la demanda que han interpuesto desarrolladores tanto actuales como pasados de Riot Games a la compañía por su ya conocido ambiente tóxico y malas prácticas en el ambiente laboral, algo tan grave como esperanzador de cara a seguir trabajando en mejorar esta industria de cara al futuro. Esto enlaza con una pieza que encontrábamos en Motherboard donde se hacían eco de cómo youtubers y usuarios estaban compartiendo y disfrutando la posibilidad de apalear y maltratar a las primeras feministas que reivindican el sufragio universal en el realista lejano oeste recreado al detalle por Rockstar Games, algo que no habla tanto de la compañía o el juego como de los usuarios y de que, ofrecida la oportunidad, no desperdician tiempo en dar rienda suelta a los sentimientos más peligrosos posibles. No es de extrañar que, como recogen en NPR, todo esto acabe resultando en que esa nueva derecha que tanta guerra está dando a nivel mundial utilice los videojuegos y sus comunidades como campos de reclutamiento de adeptos a la causa del discurso del odio. Baia, qué chorprecha. Ah, ¿lo de los jueguicos? Pues bien, hombre. Aunque de todo hay. Por ejemplo, no sé si jugasteis a alguna entrega de la saga ‘Nancy Drew’, pero en Kotaku encontramos un reportaje indagando en dónde fue a parar tan prolífica saga. Y, quizá para compensar, en GamesIndustry encontramos un texto sobre el diseño de videojuegos desde el confort y la amabilidad y cómo una nueva ola de diseñadores y desarrolladores está intentado demostrar que no todo han de ser tiros, aventuras y acción. Si no os habéis pasado por Gamasutra últimamente, hay dos cosas súper interesantes que destacan sobre el resto: una pieza sobre cómo la mala acreditación del trabajo realizado perjudica a la industria del videojuego, y esta retrospectiva sobre el diseño de herramientas y cómo se hizo de uno de los juegos más importantes de la historia: ‘Deus Ex’. Y como entremés, una curiosidad: Rock Paper Shotgun nos cuenta cómo los usuarios han desvelado el verdadero final de ‘Payday 2’ resolviendo uno de esos intrincados ARG que tanto gustan a la chavalada. ¿Qué? ¿Que os vais a tomar un descanso y a merendar? Pues si eso, poneos la serie de ‘Castlevania’ de Netflix, que está genial, y así luego le echáis un ojo a esta charla que tuvieron de nuevo en Kotaku con el productor de la misma, Adi Shankar, que no tiene desperdicio en vistas de que es posible que nos deleite con más adaptaciones de videojuegos a la plataforma de streaming. Y para cerrar este extenso bloque, dos vídeos: el de GVMERS y la historia de cómo Rockstar Games acabó desarrollando ‘Red Dead Redemption’, y un minidocumental publicado en el canal de PlayStation sobre el (al menos en esta casa) esperadísimo ‘Tetris Effect’. Dale duro, Mizuguchi.

A ver, seamos claros: si vais a leer algo en castellano sobre videojuegos, que sea el textazo de Paula García en Anait sobre la historia de los videojuegos feminizados. Un texto que viene rematado, además, por las magníficas ilustraciones de Maca Gil. Luego ya, si queréis, tengo alguna cosilla más, como esta traducción de su homónimo anglosajón de un texto de Eurogamer que desarrolla el qué podemos aprender de la historia de EEUU en los juegos de Rockstar. También podéis hacer un viaje en el tiempo al año 2008 y seguir el repaso de Víctor Navarro en La Inercia sobre los videojuegos que, para él, han sido los más influyentes año a año, esta vez parando en la década de títulos tan dispares en concepción y ejecución como ‘Gravity Bone’ o ‘Dead Space’. Si nos pasamos al contenido audiovisual, en el canal de DaBit encontramos una interesante reflexión apuntalada por un gran trabajo de documentación sobre violencia y videojuegos, y qué hay más allá de la afirmación de que nuestro hobby favorito es el culpable de las matanzas más atroces noticiadas en la televisión en los últimos años. Y para cerrar el bloque en castellano, el plato fuerte: un análisis exhaustivo del género de terror en los videojuegos de la mano de 3 Person View, uno de los canales más interesantes en la lengua que habla Puigdemont en la intimidat.

Mirando los textos que hemos publicado aquí me doy cuenta de que nos ha quedado una semana con temática asiática, con todo el contenido tocando diversos juegos relacionados de una manera u otra con Japón, Corea y alrededores. El lunes Pablo Gándara reflexionaba en una nueva calumnia de tinta sobre la trayectoria de Lara Croft, cómo su saga ha ido dando tumbos de juegos magníficos a olvidables, y la pérdida de identidad que ha sufrido por el camino, cristalizando en la problemática de la última trilogía (texto que podéis aderezar con este en Vox, recomendación directa de Pablo). El martes Alejandro Patiño viajaba entre dos generaciones de gráficos con su crítica de ‘The Messenger’, una historia de ninjas arcade que brilla más cuando se despereza y se deshace de la comodidad de la nostalgia. El miércoles es el día de la música en esta casa, y Luis García no faltó a su cita con #ContinuousPlay y se sacó de la manga una sesión donde remezcla la música que Riot Games ha ido generando a lo largo de los años para acompañar la fulgurante carrera de ‘League of Legends’ y como tributo a esas compañías de videojuegos que ya generan contenido audiovisual de igual o más calidad que sellos discográficos largamente asentados. Y si no, echad un ojo a cómo suena K/DA en directo. Se os va la flapa. Y volviendo al repaso y para terminar, el jueves Fernando Conde se desviaba del camino del hardware para hablarnos de ‘Shinobi’ en un nuevo Flynn’s Arcade.

Y hasta aquí el capítulo de hoy. Ahora, ya bien cultivados y con la mente despierta y saciada de conocimiento, tan solo os queda hidrataros bien y vivir la vida. Si cogéis el coche, dadle un golpecico al capó por si hay algún gatete resguardado; y si os quedáis en casa con vuestra manta favorita, fiel compañera, podéis dejar de fondo la increíble banda sonora que Toby Fox ha compuesto para ‘Deltarune’, su nuevo regalo a este mundo de locos y que os he dejado encabezando este nuestro párrafo final. Cuidado con los aguacates, que están carillos, y se os va un pico ahí todos los meses, y haceos una selfie de vez en cuando, aunque no la subáis a ninguna red social. Corte a negro y títulos de crédito.

, , , , , , , , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...