Danganronpa, Monokuma y el engaño como eje de desarrollo

por

24 octubre, 2018

Para quien viva ajeno a las peculiaridades que esconden ‘Danganronpa’ y el dulce oso Monokuma, la obra puede parecer una especie de visual novel de carácter inocente, aspecto potenciado por el diseño manganime de sus protagonistas: escolares adolescentes uniformados que van acompañados de un oso kawaii gordinflón, que bien podrías querer tener como peluche en tu casa —cuántas veces habré estado tentado de comprar uno—. Aquí empezaría la trampa diseñada por Spike, estudio encargado del desarrollo del primer título de la saga, lanzado para PSP en 2010. Un juego de apariencias y mentiras que empieza pronto, desde el propio juicio de la primera impresión. Mas una cosa es cierta: el juego esconde mucho texto, pero ¿es motivo suficiente para catalogarlo de visual novel? Pues no. ‘Danganronpa: Trigger Happy Havok’ es una aventura de misterio con mucha lectura que incluye minijuegos y ciertos elementos RPG. Misterio, sí, con asesinatos de los que hay que resolver, diálogos mediante, por lo que deberemos estar muy atentos a todo lo que sucede a nuestro alrededor. Una tension que se desvanecerá gracias a esos momentazos en los que Monokuma entrará en escena y todo dará la vuelta, convirtiendo así la intriga en comedia. Un sistema impactante de cambios de atmósferas que reforzarán el engaño y servirán para esconder secretos que poco a poco se irán descubriendo. Al final, todo forma parte del juego al que Spike nos somete en ‘Danganronpa’.

Una treta en la que la banda sonora diseñada por Masafumi Takada —célebre compositor de obras como ‘The Evil Within’, ‘Vanquish’ o ‘Resident Evil: The Umbrella Chronicles’ entre muchos otros— sirve de cómplice al lograr de forma excelsa crear climas cambiantes. Desde ambientes de profundo suspense a divertidas melodías que acompañarán las apariciones estelares del oso kawaii, o animados ritmos que nos ayudarán a llevar a cabo nuestras incisivas investigaciones. Un hándicap a la hora de crear un documento sonoro uniforme, sumado a la escasa duración de ciertos temas, que a través de bucles sonoros, samples y otros esgaños espontáneos se ha subsanado. Ahora sí, coge asiento —si puedes también unos auriculares—, dale al Play y disfruta.

, , , , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...