Six six six, the number of the Beast

por

28 noviembre, 2014

La historia nos dice que en 1940 pasaron muchas cosas, que fue un buen año. En plena II Guerra Mundial, con italianos acribillando a británicos en tierras africanas, no todo fue negro como el humo de los cañones, de hecho fue azul. Nacerían estrellas fulgurantes como Frank Zappa o Chuck Norris, se fundarían cadenas como McDonald’s y Walt Disney expandiría su imperio con una lúgubre y erótica cinta: ‘Pinocho’. También morirían maestros del whisky y la pluma como F. Scott Fitzgerald, autor de ‘El Gran Gatsby’, pero no nos pongamos dramáticos. Dos norteamericanos, en el paradisiaco Honolulu, Hawái, crearían una empresa de tragaperras, Standard Games, al servicio de unas bells de las de toda la vida, distribuidas en diferentes bases militares por todo el continente americano. Los años pasaron y la marca, ahora apodada Service Games, se asociaría con Rosen Enterprises, empresa de importación de antigüedades y, otros pocos años después, nacería la Sega de Rifleman, la que despuntó en el negocio de las recreativas con ‘Periscope’ (1968) y semejantes obras de rudimentaria factura.

Sega es ahora una third party con una cartera pequeñita de propiedades intelectuales, una marca considerada perdedora, porque perdió una batalla. Pero antes de llegar a ese punto, entre 1940 y 2014 hay toda una historia, un entramado riquísimo de avances tecnológicos, tomaduras de pelo, amenazas locas y juegos, claro, de juegos va todo esto. GameReport #6 llega con su número más extenso, porque sí, porque teníamos ganas de decirle a los videojuegos cuánto nos gustan y sobre todo a Sega, la eterna olvidada, el chiste recurrente en las reuniones de veteranos de la última Gran Guerra. Nosotros no somos mucho de efemérides, más bien utilizamos la excusa del 20º cumpleaños de Saturn y el 15º de Dreamcast para hablar de ella, la joya azul, como aquel caso de Sherlock Holmes. Os prometemos un 0% de payasadas con ‘Sonic’ y un 97% de artículos mimados y escritos con absoluta devoción. Como siempre, para quien no pueda ni oler la bleu fragrance de la tokiota, tenemos críticas, columnas y una sartenada de textos a lo largo de 154 páginas que probablemente sacien el apetito más exigente. Y si no, como pasó con ella, la marca de alma japonesa y corazón arcade, visionaria y apostante, que se topó de bruces con un mercado implacable que no toleró sus caprichos, pues estaremos en el mismo punto: luchando hasta el final, jugándosnolo todo. Seis es el número de la bestia, y esa bestia no es otra que Sega.

+ Descarga Game Report #6: Alma japonesa: Corazón arcade.

, , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...