Nightmare Drive: Para ser conductor de primera…

por

12 marzo, 2019

¿Quién no ha jugado alguna vez al ‘Super Sprint’ de Atari? ¡Que levante la mano, que yo lo vea! Vale, ¿y a alguno de sus clones, émulos y descendientes espirituales? Me refiero al ‘R. C. Pro-Am’, al ‘Badlands’, y hasta aquella marcianada llamada ‘Escape Kids’ de la que hablé en ‘Cortando el viento: Pura adrenalina’. Perspectiva cenital o en ángulo de 45º con el suelo, circuito intrincado y con algunos atajos, coches (o corredores) de brillantes colores, y varias vueltas para determinar el vencedor de la carrera. ¿Os suena de algo?

Bien, porque la recomendación de este martes os va a llevar por terrenos que os resultarán familiares, pero que pronto van a volverse más extraños y desconocidos. ‘Nightmare Drive’ de davidczar plantea un punto de partida similar al de títulos como los antes mencionado, pero el trasfondo macabro que le añade es algo más que un elemento decorativo: es la justificación argumental para el que será el principal (y casi insalvable) obstáculo que afrontaremos en cada partida.

Nightmare Drive 01

De acuerdo con la breve sinopsis en la página del juego, una vez cada medio siglo una invitación llega a manos de los mejores corredores del mundo, retándoles a dar cincuenta vueltas en un circuito alejado de toda civilización. ¿El precio de admisión? Su alma, que quedará atada al circuito para siempre si fracasan. Y nosotros somos uno de los que ha recibido la invitación y, en un alarde de exceso de confianza o de escepticismo acerca de lo sobrenatural, ha aceptado participar.

Nightmare Drive 02Al principio parece sencillo: el circuito tiene unas cuantas curvas cerradas, un par de atajos atravesables con poca complicación, y una recta larga antes de enfilar la meta. Pisamos a fondo, damos la primera vuelta… y ahí es donde comienza la diversión de verdad. En el momento en el que crucemos la meta por primera vez, una versión fantasmal de nuestro coche se unirá a la carrera, haciendo el mismo recorrido que hicimos nosotros en la primera vuelta una y otra vez, meteduras de pata y parones incluidos; si chocamos con él, perderemos una de las calaveras que marcan la resistencia de nuestro coche, y si lo hacemos las suficientes veces, perderemos el desafío y nuestra alma. Cuando demos la segunda vuelta, evitando en la medida de lo posible chocarnos con el competidor fantasma, otro más se unirá, siguiendo con exactitud nuestros movimientos durante la segunda vuelta, y así sucesivamente.

¿Os acordáis de que el desafío era aguanta cincuenta vueltas? Pues os podéis imaginar cómo se pondrán las cosas a medida que suba el marcador, y no me refiero sólo al número de marcas de neumáticos que van a manchar el circuito.

Nightmare Drive 03El genio de ‘Nightmare Drive’ reside en que, aunque nos hace creer al principio que es un juego de carreras, en realidad es un survival horror sobre ruedas. No existe motivación dentro del juego para hacer las vueltas lo más rápido posible, y sí para obrar con cautela, esquivar a los espectros de nuestras vueltas pasadas, y pensar en cada momento del trayecto cuánto va a complicarnos la vida su reproducción fantasmal en vueltas posteriores. Decidir cuándo frenar, cuándo seguir el trazado base y cuándo tirar por alguno de los atajos es fundamental para sobrevivir en un camino cada vez más congestionado de coches fantasma, aún a sabiendas de que tarde o temprano el nivel de embotellamiento será demasiado grave como para gestionarlo. Peor aún, será culpa nuestra, porque nuestros intentos de ir más lento o evitar al grueso de coches se convertirá en un corredor fantasma que hará exactamente lo mismo durante la siguiente vuelta.

Por desgracia, a la dificultad de lidiar con los remedos de nuestras pasadas vueltas se añade el del control. No, el control en general no es duro, ni impreciso, ni difícil de manejar: el problema es la marcha atrás. Los que sabéis conducir, o habéis manejado coches en un ‘GTA’ cualquiera, ¿recordáis cómo se gira dando marcha atrás? La parte posterior del coche gira hacia donde giráis el volante o movéis el mando, ¿no? Pues aquí es al revés: si pulsamos izquierda mientras damos marcha atrás, el coche irá en reversa girando el culo a la derecha, y al revés si pulsamos derecha; hasta acostumbrarnos, esa confusión provocará más de un retraso innecesario en la marcha, y algún que otro choque con los coches fantasma.

Nightmare Drive 04

Este detalle pone una mancha fea en un título que, por lo demás, es resultón y fácil de jugar, tiene una premisa original, y mantiene en todo momento una bienvenida atmósfera tétrica. Si no parece bastante como para arruinaros la diversión, poneos al volante y apostad el alma en el circuito; quién sabe, a lo mejor hasta conseguís dar las cincuenta vueltas.

‘Nightmare Drive’ en itch.io.

, , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...