Mibibli’s Quest, el dinosaurio rosa todavía estaba allí

por

15 mayo, 2018

En ‘Mibibli’s Quest’ he visto cosas que jamás creeríais. He visto a un jefe final partiendo la pantalla visible en dos con una espada, para empezar a lanzarnos bolas de fuego flotando sobre el vacío, en un episodio de ‘Dragon Ball’ bajo los efectos del LSD. Mientras intentaba aplastarme con dos raquetas de ‘Pong’, se convertía en la serpiente de ‘Snake’ o saltaba, agarraba su barra de vida e intentaba ensartarme con ella como como si fuese una viga de hierro. Hasta que el aburrimiento desencadenado por una batalla épica infinita abría un portal dimensional que me llevaba a atravesar viñetas de cómic glitcheadas y laberínticas.

He visto un nivel donde se mezclaba un plataformas con un bullet hell salido de la mente de Jeff Minter y usando las mecánicas de ‘Dance Dance Revolution’, en que cada bala era una flecha donde tenía que pulsar un botón con un timing preciso, entre dinosaurios rosas bailando como John Travolta en ‘Fiebre del sábado noche’, con la diferencia de que en las películas ñoñas de Hollywood nadie consumía esas cantidades ingentes de coca.

He visto a NPC comunicándose en lenguaje hexadecimal, a ‘Balloon Fight’ y a ‘Bionic Commando’ colindando en un mismo juego o una pantalla sirviendo de guiño-guiño-homenaje a la secuencia inicial de selección de armas en ‘Alien Soldier’, todo ello entremezclado con lápices dibujando enemigos a carboncillo y ocultistas adoradores de Satán invocando pentagramas invertidos, que me atraían hacia su campo gravitacional crucificándome.

He conducido roboces gigantes, he jugado a Simón Dice y me he colado en un romhack de ‘Gradius’, porque ningún juego que no contenga una fase de shmup podría alcanzar nunca el estatus de obra maestra, y por eso ‘Ridge Racer Revolution’ sigue siendo un mejor juego de conducción que ‘Gran Turismo Sport’, porque puedes jugar a ‘Galaga’ en su pantalla de carga.

Mibibli's Quest, suicídate soltándote de la avioneta.

Pero todos esos recuerdos se perderán, como las lágrimas de los backers de ‘Mighty No. 9’, Kickstarter es la nueva caridad hipócrita cristiana para burgueses manifestándose contra el gobierno desde las sillas de sus ordenadores. Porque ‘Mibibli’s Quest’ es la mejor entrega de ‘Mega Man’ contemporánea, que le saca un dedo y le dice fuck off a los policías de lo retro.

Un título que en su reinterpretación excelsa de los clásicos japoneses y de la saga del robot azul en particular, juega en esa misma liga de los ‘Mute Crimson+’, ‘Environmental Station Alpha’ o ‘The End is Nigh’, de los level design milimétricos y perfectos donde cada plataforma y cada enemigo se disponen en el punto exacto, ni un píxel demasiado cerca ni más allá, para que el siguiente salto sea un reto speedico.

Que constantemente inventa nuevas mecánicas, situaciones y formas de afrontar algo que parecía tan antiguo o desgastado como los plataformas, devolviéndolos a su etapa de esplendor. A aquella época en que Konami o Treasure estrechaban los límites creativos del medio con creaciones como ‘Ganbare Goemon 2’ o ‘Dynamite Headdy’, siempre dispuestos a explotarnos las retinas con el ingenio puesto en cada nueva situación, ¿recuerdan el robot con varias corazas representando el paso de los años, que empieza como un bebé, para terminar muriendo de viejo? La imaginación desbocada en contraposición a los avances tecnológicos y número de polígonos en pantalla, o los licores de plátano caseros fabricados por Victoria con botellas de vodka Knebep a 4,60 euros en Mercadona frente a esos estúpidos gin-tonics con especias aromáticas saboreados mesándose la barba en un club gourmet.

Mibibli's Quest, droga dura

Pues dentro de cien años, todos los personajes con pelos animados con NVIDIA HairWorks se habrán quedado calvos como un marine de ‘Gears of War’ y ningún uso avanzado de las físicas podrá evitar que a Lara Croft se le caigan las tetas. Pero el protagonista de ‘Mibibli’s Quest’ seguirá siendo de color rosa, y su juego revisitado por futuras generaciones que te señalarán con un dedo riéndose de ti porque te dejaste llevar por el hype train de ‘Far Cry 5’, en vez de estar jugando ‘Don’t Die Mr Robot! DX’.

, , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...