Hablamos con…
Roc Massaguer (Outconsumer)

por

15 octubre, 2015

Con YouTube siempre ocurre algo inevitable: o te encanta lo que ves, o te aburre soberanamente y no vuelves a contemplar ese canal el resto de tu vida. Es una realidad tan cierta como decir que ‘Half-Life 3’ tampoco saldrá el año que viene. A título personal, siempre me ocurre que veo a una gran mayoría de los grandes youtubers como personas que apenas mantienen un contacto con sus fans más allá de los vídeos, y esto es algo que, sinceramente, me abruma en exceso. Tal vez tenga que ver con la humildad, tal vez con el modo de ser del propio youtuber o es que directamente uno es demasiado frío como para sacar dos minutos al día y contestar algún tuit suelto para dialogar con un fan.

A nuestro invitado de hoy le tengo en especial estima por esta virtud que posee, por la conexión que tiene entre él y sus fans, en definitiva, por lo humilde que es. Tal vez el nombre de Roc Massaguer les suene a muchos a un nombre más de las personas que hay en el mundo, pero la cosa tal vez cambie mucho cuando digamos que hoy, en GameReport, entrevistamos a Outconsumer.

Hola Roc, bienvenido a nuestra casa y gracias por concedernos esta entrevista.

Gracias por invitarme.

Cuéntanos a los que lo desconocemos, ¿de dónde viene el nombre de Outconsumer?

En realidad se lo robé a un amigo mío, que lo usaba hace muchos años en sus partidas offline. Viene de una canción de los Monty Python sobre filósofos famosos borrachos.

Varias preguntas en una sola. ¿Cómo describirías actualmente YouTube? ¿En qué crees que ha mejorado y empeorado? ¿Echas en falta algo del pasado en este sentido?

YouTube es una gran plataforma de entretenimiento que aún no ha llegado a su máximo potencial. Aún vive de la viralidad, lo que condiciona mucho los contenidos que ofrece y eso perjudica, en mi opinión, la entrada de nuevos espectadores. Sin embargo, ha mejorado espectacularmente en diseño con respecto a cuando yo empecé (2011), en calidad de contenidos, en variedad y en la parte profesional (monetización, gestión de derechos, etc.). Echo de menos la inocencia que había hace unos años cuando estaba todo por descubrir. Era fácil innovar y eso daba mucha sensación de libertad, ya que al no poder ganarse uno la vida con ello por aquel entonces el factor de máximo rendimiento económico no influía. Sin embargo, viéndolo con el tiempo, tengo que decir que no hicimos demasiado buen uso de esa inocencia y potencial, así visto en conjunto. Poco talento puro ha triunfado en YouTube España, comparado con lo que podría haber sido.

YouTube es una gran plataforma de entretenimiento que aún no ha llegado a su máximo potencial. Aún vive de la viralidad

Como siempre resulta en estos casos, alguien te lía o te habla de YouTube, o lo descubres a través de otros personajes dentro del mundillo. ¿Quién te metió en este embrollo?

Siempre me han interesado las redes sociales y, de hecho, siempre han sido parte de mi trabajo, así que conocía y consumía YouTube desde bastante antes de empezar a subir vídeos. Sin embargo, fueron mis colegas del ‘Modern Warfare’, el juego online al que más horas metí, los que me hablaron de aquella gente que subía gameplay de videojuegos. Eso sí me sorprendió y enseguida sentí que yo podía encajar ahí.

De todas formas el mundo de YouTube puede llegar a ser bastante cruel por lo que hemos visto en algunos casos. Recientemente, en el programa de Antena 3 llamado Al rincón de pensar y dirigido por Risto Mejide, ElRubius habló sobre experiencias enriquecedoras y otras no tanto dentro de este mundillo. ¿Qué hay de cierto en esa crueldad que ofrece el mundo de YouTube?

Es como cualquier otro mundo que tenga exposición pública, con el añadido de que los youtubers son amateurs (nadie les ha enseñado, nadie les guía, muy pocos se lo toman de forma enteramente profesional) y lo sufren todo sin filtro. Muchos no tienen un agente ni un relaciones públicas ni nadie que les ayude en los malos momentos o les pare los golpes. Es una experiencia tan directa que lo malo se convierte en peor.

¿Has pensado abandonar alguna vez el barco diciendo aquello de «esto no es para mí»?

Sí, muchas veces. Unas tres o cuatro he estado a punto de cerrar el canal tal cual. Pero la verdad es que me gusta y siempre acabo volviendo, principalmente porque tengo la libertad de evolucionar mi contenido si me apetece e ir encontrando un sitio en el que me encuentre cómodo. El precio a pagar por eso es quedar descolgado de las tendencias del momento y tener menos visitas, crecer menos, etc. Pero también me ayuda a seguir y no tomármelo como un trabajo normal, cosa que ya he tenido durante muchos años y no me interesa repetir mientras sea posible.

Imagino que la presión existe cuando llevas tras de ti más de 665k suscriptores. ¿Intentas darles siempre lo que ellos piden o también te gusta experimentar y llevar tu canal más allá de lo cotidiano?

Siempre piensas en qué gustará más o menos o en qué puede interesar a tus seguidores, pero nunca me guío por lo que me piden. Más que nada porque hay opiniones para todo y te volverías loco. Intento, por un lado, satisfacer al seguidor más importante del canal, que soy yo. Por el otro, intento ir por delante de lo que la gente pide, porque creo que es el secreto para mantenerte durante mucho tiempo. Si pidiera a la gente qué quieren, seguro que me pedirían más de algo que ya he hecho y les ha gustado. Yo intento (no siempre con éxito) ofrecer siempre cosas nuevas que sorprendan un poco y que generen esas ganas de repetir.

OutConsumer-PC

Pasemos a otro tipo de preguntas. Siempre has comentado lo mucho que te gusta el mundo del periodismo, y de hecho has ejercido esta profesión en algún que otro medio. Cuéntanos, ¿cómo ves el mundo del periodismo videojueguil actualmente?

Está evolucionando, lo cual es bueno. Están viviendo dos crisis: por un lado la de los medios tradicionales (realmente es una crisis del modelo de negocio tradicional, incluso el online) y por el otro lado, la de los videojuegos. De ésta tenemos culpa los youtubers, creo. De repente, ya no tienes que fiarte de lo que diga tal o cual revista, sino que tienes a tu propio “colega el que sabe” que cada día sube vídeos a YouTube y se ha ganado tu confianza. Te lo cuenta más directo, más fresco, más sincero (con todos los asteriscos que hagan falta) y lo acabas prefiriendo a cualquier web o revista especializada. Me refiero al público joven, sobre todo, que prefiere conectar con quien le cuenta lo que sea, que no más profundidad o rigor en el análisis. Así que la prensa de videojuegos afronta esta doble crisis como puede. Por un lado, tirando de amarillismo y click-bait (aunque menos que el periodismo deportivo o el generalista) y por el otro aportando más personalización: periodistas-personajes, periodistas más subjetivos, más opinión, más diversión, más debate (sin pontificar) con más feedback y más entretenimiento en el formato. Ese es el buen camino, pienso yo.

Una cosa de la que se habla constantemente: notas en los análisis, ¿sí o no?

Yo estoy en contra. Pero igual que estoy en contra de los tops. Funciona muy bien porque nos evita tener que pensar y nos ahorra tiempo. Un 8 es un 8. Ya me hago a la idea, no necesito leer el análisis. Simplificar las ideas es ideal en el mundo apresurado y de atención deficiente (yo el primero) en el que vivimos y por eso estoy un poco en contra. Pero tampoco me molestan si se añaden a un buen análisis.

¿No te parece que también tiene que ver con la dejadez de la gente para leer? Es mucho más rápido y certero buscar la nota y no fijarse en la lectura menospreciando el trabajo del autor, ¿no?

Pues sí, eso mismo pienso.

Jetpack OutConsumerPasemos al mundo de los videojuegos en todo su esplendor. Una pregunta clásica: ¿cómo empezaste con este mundo?

Pues recuerdo que mi primer videojuego fue el ‘Jetpac’ para Spectrum. Yo debía tener siete u ocho años. A mi padre siempre le ha gustado la tecnología y durante unos años estudió algo de lenguaje de programación (Basic, Pascal, C…). Yo estaba encantado y también me interesé. De ahí a los PC 386 con discos floppy… y después lo dejé durante bastante tiempo. Curiosamente volví cuando tenía veinticinco años con una Xbox (la primera) que me regaló mi novia. Y de ahí a esto.

Yo, en particular, noto cierta añoranza del pasado en el alma del videojuego, en su frescura, su originalidad, ¿no te ocurre a menudo que sientes que te divertías más jugando antes que ahora?

No, la verdad es que no. Todo depende de los juegos a los que juegues. Los AAA son auténticas maravillas gráficas con las que ni siquiera soñábamos cuando éramos pequeños. Y en los juegos indie sí noto riesgo, originalidad y todo eso que mueve pasión. También creo que nunca podemos juzgar con justicia los recuerdos de cuando éramos jóvenes, la nostalgia es muy mentirosa.

También se puede basar la anterior pregunta en que nos hemos vuelto un poco quisquillosos con las disquisiciones técnicas, ¿no?

Ufff, eso es clarísimo. La cosa es quejarse de todo, siempre. Está bien ser exigente, pero veo a gente realmente enfadada y mosqueada con la mayoría de empresas y me da la sensación de que no disfrutan de las maravillas que tienen delante. Con defectos, decisiones cuestionables y todo lo que quieras, pero maravillas.

Mójate, tus cinco videojuegos favoritos.

Sin ningún orden concreto: ‘Journey’, ‘The Last of Us’, ‘Call of Duty: Modern Warfare’, ‘NBA 2K14’ y ‘Gods Will Be Watching’ (por no ser tan mainstream…).

Una realidad es que muchos jugadores, en cuanto oyen hablar de que alguien juega a ‘Call of Duty’, ‘Battlefield’, ‘FIFA’ o ‘Los Sims’, ya le tachan de casual a la otra persona. ¿Qué tienes que decir sobre esto?

Que odio las etiquetas y me molesta especialmente la gente que reparte carnets. Que si noob, que si casual, que si peasant… Total, para reafirmarse ellos mismos. Oye, si a ti te gusta esto o aquello, adelante, pero deja a los otros que lo vivan como quieran. Negar que ‘Call of Duty’, ‘Battlefield’, ‘Los Sims’, ‘FIFA’ o ‘Candy Crush’ son éxitos rotundos que han propiciado justamente el auge de los videojuegos atrayendo a nuevos jugadores y aumentando las arcas de las empresas para poder hacer otras cosas (o las mismas más veces) es una tontería.

A esto me refería antes también, en estos términos todo era más fácil. Uno jugaba a lo que quería sin que nadie le diera lecciones de moralidad.

Era un gozo más privado y eso siempre lo hace especial. Pero sinceramente, entre tener que esperar un mes para comprarme una revista confiando en que haya la solución a una pantalla imposible, o entrar en YouTube y ver chorrocientas opiniones y puntos de vista diferentes sobre el mismo juego, me quedo de cabeza con lo segundo.

OutConsumer Baloncesto

No nos íbamos a olvidar de uno de tus mayores hobbies: el baloncesto. ¿Qué opinas de la actual situación del baloncesto a nivel mundial, y en particular, en la NBA? ¿Mejor antes o ahora?

Creo que hay jugadores increíbles, muy completos y físicamente asombrosos. Sin embargo, yo no disfruto tanto como antes, aunque tengo claro que eso es cosa mía, no del baloncesto en sí. Muchas de las cosas que me atraen están fuera del ámbito estrictamente deportivo: las historias, las anécdotas, el carácter, lo improbable, lo nunca visto… Me interesa más eso que el juego puro. Supongo que he sido entrenador demasiados años y ya me cansé de eso.

Hombre, te pones a pensarlo y antaño había mejores estrellas que ahora, y que han marcado más a nivel general. Ya sólo con pensar en Jordan o Magic uno se da cuenta del talentazo que había antes. Ahora tenemos a Curry o a LeBron. ¿En estilo de juego era más espectacular o más técnico bajo tu opinión?

De nuevo, la nostalgia al ataque (risas). Kobe Bryant es un jugador de leyenda, que recordaremos durante mucho tiempo. Lo mismo con Tim Duncan, Shaquille O’Neal y, seguro, Lebron James. Es imposible comparar las épocas porque el juego ha evolucionado. Te ves un partido de los Celtics del 86 y sí, tienen momentazos, tienen mucho carácter, pero hay partidos imposibles de ver, con un ritmo lentísimo, mucha dureza… En cambio, ves los Spurs de 2014 y es uno de los mejores baloncestos de la historia. O los Warriors del 2015, que son muy divertidos de ver, pero tácticamente irritantes. En cada época hay de todo.

¿Quién marca la diferencia para ti tanto en equipos como en jugadores en la actual NBA?

Curry en solfa es un genio, pero para mí Lebron no tiene comparación ahora mismo.

Tu equipo de la NBA desde siempre ha sido Boston Celtics, en el que han jugado grandes leyendas como Larry Bird o Robert Parish, entre otros. ¿Qué tienen los Celtics que no tengan otros equipos?

En realidad, cosas que no son muy buenas. Una tradición de cierta arrogancia, de resultadismo, hasta de feísmo (los estilistas, en la costa oeste) que pone por delante ganar ante cualquier otro aspecto. Esa combinación de gente luchadora pero con cierto halo de nobleza (en todos los sentidos de la palabra) es algo que me enamoró desde pequeño. Larry Bird es su máximo exponente: feo, desgarbado, lento, arrogante, mal hablado… pero ganador, humilde en su esfuerzo, trabajador, excelente persona fuera de la cancha.

Actualmente no es que se diga que le estén yendo muy bien las cosas a los de Boston, por el bien de mi segundo equipo espero que cambie esto. ¿Qué falla en la plantilla del año pasado?

Pues depende de qué plantilla hables, porque la que empezó, poco tiene que ver con la que acabó, jajaja Están en proceso de transición y eso siempre es difícil. Boston no destaca especialmente por haber tenido suerte en los Drafts, así que espero que David Lee de repente vuelva a nivell All-Star y puedan traspasar algún joven talento por alguien consagrado y veterano.

¿Tienes un segundo equipo de la NBA?

Sí, seguramente serían los Spurs, aunque me gustan muchos, la verdad.

¿Un momento para el recuerdo?

Sin duda, el tiro ganador de Jordan en la final del 98. Lo vi en directo, sentado en el comedor de mi casa, con el volumen al mínimo y conteniendo el grito para no despertar a mi familia. Esa sensación de estar viendo en directo algo irrepetible, histórico y casi irreal, casi dictado por un guión perfecto.

¿Cuál es tu actual objetivo en la vida? ¿Qué metas te propones alcanzar?

Suena a tópico pero lo pienso realmente: ser feliz y hacer feliz a la gente que me rodea. Como meta, poder seguir viviendo de hacer lo que me gusta, que también parece tópico, pero es algo que estoy consiguiendo y que no tiene precio.

¿Se ha cumplido alguna meta que te plantearas en el pasado?

Pues… diría que no, porque no suelo ponerme metas concretas. Intento disfrutar de lo que tengo y guiarme por mi instinto respecto de lo próximo que vendrá.

Muchas gracias por concedernos esta entrevista Roc. Te deseamos un montón de suerte con tus proyectos y desde GameReport te felicitamos por el trabajo que haces en YouTube y, sobre todo, por tu infinita humildad. Gracias.

Muchas gracias a vosotros.

, , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...