The World Ends with You, el pop y la música como puente universal

por

10 octubre, 2018

Una obra siempre ha llamado por encima del resto mi curiosidad: ‘The World Ends with You’ llegó a mí no hace mucho por ser una obra de culto de Nintendo DS difícil de encontrar en físico, rodeada de ese aura de videojuego leyenda. No recuerdo un comentario negativo hacia el juego, y siempre que a cualquiera de esos emisores se les iluminaban los ojos a raíz del inmaculado recuerdo, no podía dejar de sentir esa necesidad de tener que comprobarlo por mí mismo. Casualmente la obra de Square Enix llegó a los smartphones, primero para iOS, luego para el sistema operativo de Google. Ya son dos las ocasiones que lo he comenzado y no he logrado acabarlo.

El sistema de combates resulta intuitivo, accesible, a través ahora del táctil del móvil. La historia, las referencias culturales al Japón más actual, tampoco resultan un inconveniente para mí. Quizá el protagonista, Neku Sakuraba, y su carácter tan tosco y antisocial lo conviertan en un elemento que logre causarme tantas dudas como impedimentos a la hora de engancharme. Un tipo aislado tras sus auriculares, capaz de rechazar desde el principio la sociedad que le envuelve, incluso a quien intenta ayudarle para salir de un situación en la que la cooperación es básica para sobrevivir. Entiendo que las respuestas a este comportamiento se presentarán una vez se avance en la trama, y espero a través de la persistencia poder engarcharme a la historia que tantas alabanzas arrastra. Quizá este Continuous Play me sirva de vigorizante, porque la banda sonora diseñada por Takeharu Ishimoto es uno de los puntos fuertes de ‘The World Ends with You’.

Sonidos pop, electrónicos, incluso guitarras y ciertas influencias del funk o el hip hop. El célebre compositor japonés entendió que para reforzar el universo reconocible del juego no debía alejarse demasiado de los estilos musicales más predominantes e influyentes. La música suena en su mayoría alegre, fresca, con vocales femeninas pegadizas que también nos acercan al pop-rock japonés. En definitiva, una banda sonora que, aparte de sumar una energía desbordante a la experiencia jugable, sirve de puente entre el público japonés y el occidental. Su reedición para Switch volverá a demostrar que Takeharu Ishimoto es uno de los mejores compositores que tiene la industria del videojuego. Atrás quedan sus trabajos para sagas como ‘Final Fantasy’ o ‘Kingdom Hearts’, franquicia cuya esperada tercera parte esconderá también sus composiciones. Ahora sí, coge asiento —si puedes también unos auriculares—, dale al Play y disfruta.

, , , , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...