Furi o cuando la única salida es afrontar el problema

por

6 junio, 2018

No es demasiado habitual que, tras introducirnos en un videojuego, sintamos que estamos ante una experiencia tan especial que logra aferrarse atemporalmente a nuestra memoria. Año 2016, aparece en mercado la obra de los franceses The Game Bakers, financiada gracias a las subvenciones europeas dirigidas a ayudar sectores creativos, audioviosuales y culturales. A ‘Furi’ le precede el estigma de su forma y su dificultad, pero es mucho más que una sucesión de jefes finales capaces de desquiciarnos por su reto. ‘Furi’ es la historia de un hombre que tras ser liberado de su encarcelación intentará recuperar su libertad mientras, a través de un largo camino repleto de conversaciones con nuestro salvador, surgirán cuestiones sobre nuestra autodeterminación y el precio que estamos dispuestos a pagar por nuestra propia libertad.

La estructura batalla-paseo-batalla se vuelve absolutamente necesaria para aligerar la tensión del jugador tras el duro combate, pero tras ponernos en la piel del protagonista, veremos que cada uno de esos paseos, antesala de un duro enfrentamiento, representa una nueva tortura. ‘Furi’ se convierte en una representación de los momentos previos a un suceso perturbador para el ser humano, de las dudas y miedos que van en aumento a medida que nos acercamos a la confrontación del asunto, y de lo duro de la propia gestión. Por supuesto, nunca tendremos la certeza de nuestra victoria, ya sea en la realidad como en esta ficción, y al igual que a este lado de la pantalla, la clave será el aprendizaje, la perspicacia y la observación.

La tensión constante que transmite ‘Furi’ queda muy bien representada por una banda sonora encargada a siete productores reconocibles de la escena electrónica más alternativa, seleccionados en la dirección del universo que transmite el título. Beats que logran por méritos propios alzar las batallas a un nuevo nivel, aportando personalidad a cada una de las fases del videojuego. Una pluralidad que nos permite volver a disfrutar de un conjunto de temas musicales que rompen el estereotipo que señala como monótono un género musical tan variado y capaz de transmitir como cualquier otro, incluso sin la necesidad de solistas y vocales. Esta serie de bondades propiciaron su reconocimiento como una de las tracklist más remarcables de aquel 2016 y le otorgaron un lugar en el sexto capítulo de esta sección. Ahora sí, coge asiento —si puedes también unos auriculares—, dale al Play y disfruta.

La banda sonora citada se puede adquirir a través de Badcamp.

, , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...