Los maravillosos sonidos de Arkham City

por

16 enero, 2017

«Sé tú mismo», reza una vieja máxima, «a no ser que puedas ser Batman; en ese caso, sé Batman». Fue en 2009, gracias a una hasta entonces desconocida Rocksteady, que pudimos descubrir qué se siente al ser la venganza y la noche de Gotham en ‘Batman: Arkham Asylum’. Dos años después, su continuación, ‘Batman: Arkham City’, revalidó los méritos exhibidos por la desarrolladora en el primer juego, ofreciendo todavía más y mejor que lo mostrado en la primera parte; sobre todo, en el apartado musical, en el que los compositores Nick Arundel y Ron Fish superaron con creces el trabajo ya realizado para ‘Arkham Asylum’, yendo más allá de la simple adecuación al personaje y su ambiente para crear un trabajo musical que pide a gritos la escucha independiente.

Nick Arundel y Ron Fish

Ya desde el tema principal, que abre tanto el juego como el disco, vemos —mejor dicho, escuchamos— que Arundel y Fish no se han acomodado, ni se han contentado con hacer un trabajo continuista respecto a sus composiciones para ‘Arkham Asylum’; demos gracias al Señor (de la Noche) por ello, puesto que la música del primer juego, aunque correcta para la ambientación y competentemente interpretada, carecía de ese empuje que provoca que desees escuchar la banda sonora fuera de los momentos con el juego. Aquí no pasa nada de eso: escuchamos el ‘Arkham City Main Theme’ y nos vemos saltando entre los tejados, golpeando a secuaces del Joker y el Pingüino, lanzando batarangs y planeando con nuestra capa, hasta que se acaba y entonces lo ponemos en repetición… y, varias horas después nos encontramos en medio de un callejón, vestidos con un disfraz de lycra digno de Adam West y rodeados de matones apalizados, mientras nos preguntamos por qué diablos nos escuecen tanto los nudillos.

Tras un comienzo tan demoledor, es casi imposible que el resto de la banda sonora esté a la altura, o al menos lo parece; pero tranquilos, Arundel y Fish saben lo que hacen. El siguiente corte, ‘Sorry, Boys’, cambia el ritmo al principio con un tono de suspense tranquilo que, a medida que avanza el corte y los coros y la cuerda ganan protagonismo, se convierte en una sensación creciente de amenaza, para luego terminar de un modo similar al que comenzaba; ‘A Monument To Your Failure’ comienza con crispantes cuerdas para luego, introduciendo cuerda y viento, llevar el hilo de la música por derroteros más dramáticos. ‘Have You Got My Location’, el primer tema largo de la banda sonora —cuatro minutos y veinte segundos, frente a los dos minutos de media que duran la mayoría de composiciones— es lento, siniestro y con sabor a terribles secretos enterrados, los mismos que Batman va descubriendo a medida que explora Arkham City y, en especial, sus áreas subterráneas.

Dos Caras - Batman Arkham City

El primer trallazo de acción trepidante viene justo después con ‘This Court Is Now In Session’, uno de los temas que acompañan los espectaculares combates cuerpo a cuerpo del juego, y que en la trama suena por primera vez cuando Batman se enfrenta a Harvey “Dos Caras” Dent en los antiguos juzgados de Gotham; como primera pieza de acción del disco, cumple con creces su cometido de acelerarnos el pulso. Le sigue ‘It Was the Joker’, que comienza con acordes de arpa y una atmósfera de sueño encantado para, a medida que avanza, ir introduciendo elementos más dramáticos y siniestros, cual sueño que se torna en pesadilla. A continuación ‘I Think You Should Do As He Says’, con su ritmo constante pero no demasiado acelerado, sus dramáticos coros y su grandilocuente melodía, funciona tanto a modo de acompañamiento de escenas de acción como a la manera de tema dramático. ‘Refusal Will Not Be Tolerated’ vuelve a echar el freno con acordes pausados, oscuros y opresivos, toda una representación sonora de la ciudad-prisión en la que Batman desarrolla su segunda aventura; el freno sigue echado, y la marcha en primera, con el corte que viene a continuación, ‘Wham. Gotcha!’, hasta que pasa un minuto y lo que parecía una composición lenta gana en velocidad y dramatismo, y no reduce hasta el final.

‘Let’s Hear Him Squeal’ viene a continuación, planteándonos una especie de contrapartida (más) oscura de ‘It Was the Joker’: aquí la música también parece empeñada en crear una atmósfera onírica, pero no hay nada de la tranquilidad inicial de la pieza previa, sino un aire misterioso e intranquilizador que, por otra parte, tampoco llega a tomar los tintes amenazadores de ‘It Was the Joker’… salvo en el retumbante crescendo final. ‘I Know What You Guys Are Thinking’ alterna partes más apagadas con otras que despliegan todo el poderío de la orquesta, sin abandonar en ningún momento un tono solemne ideal para acompañar los planeos con capa de Batman por Arkham City en busca de villanos a los que zurrar o trofeos de Riddler que cazar.

Ya desde el tema principal vemos —mejor dicho, escuchamos— que Arundel y Fish no se han contentado con hacer un trabajo continuista respecto a sus composiciones para ‘Arkham Asylum’

La música para acompañar dueños a puño cerrado vuelve con ‘It’s Initiation Time’, menos trepidante que ‘This Court Is Now In Session’ pero no por ello menos dramático, y que sirve como tema central del Pingüino y sus esbirros en la etapa del juego en la que nos enfrentamos a ellos en el mismísimo Iceberg Lounge del supervillano. ‘What’s He Doing Here?’ es más similar en ritmo a ‘This Court…’, aunque con un comienzo menos típico, mientras que ‘How Does It Feel, Pig?’ es más continuista todavía en ese sentido.

‘Call Him Off’, el corte más largo de toda la BSO (más de cuatro minutos y medio) abre con un crescendo ominoso para seguir con un desarrollo pausado hasta la mitad, cambiando a una instrumentación más briosa, punteado con momentos de dominio de los violines. ‘You Should Have Listened To My Warning’ es otro tema ideal para la acción, que suena en una clave muy similar a la de ‘This Court…’ hasta el punto de que es fácil confundir ambos temas en las primeras escuchas. ‘You Need to Think This Through’ comienza de manera tan poco convencional como ‘What’s He Doing Here?’, aunque su desarrollo posterior recuerda más a ‘Wham. Gotcha!’, sobre todo en la manera de cerrar la pieza. ‘Bring Her Back To Me’, rebosante de angustia y peligro, sirve de preludio a la coda del disco, ‘It’s Not Even Breakfast’, una épica y cambiante suite que viene a hacer de resumen musicado del juego.

Batman: Arkham City - Batman

Lo que queda al terminar de escuchar la música de ‘Arkham City’ es la sensación de haber estado un buen rato acechando en los oscuros callejones de Gotham a la colorida y terrorífica galería de villanos de Batman, igual que pasaba con las composiciones de Danny Elfman para ‘Batman’ y ‘Batman vuelve’ o con las de Hans Zimmer para la trilogía de Nolan sobre el Caballero Oscuro, con la que la saga de Rocksteady guarda no pocas deudas artísticas. Bueno, eso, y ganas de volver a acechar por esas tenebrosas calles junto al Cruzado de la Capa y con esa ambrosía musical acariciando los oídos y acompañando cada golpe, cada eliminación silenciosa de un enemigo y cada pista encontrada en Modo Detective. Si algo se le puede achacar es que algunos de los temas se parecen demasiado entre ellos, y hasta en eso Arundel y Fish han mejorado respecto a la BSO del juego anterior, en el que este defecto era más marcado; además, ¿quién va a quejarse del parecido, cuando las composiciones muestran tal calidad?

, , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...