Street Fighter II, Brave Wave o cómo viajar a través de una banda sonora

por

13 febrero, 2019

Hoy toca entrada especial, y no es porque la música compuesta por Yoko Shimomura, Isao Abe y Syun Nishigaki me presentase tal reto que acabaría retrasándola una semana. O sí. Porque en este inesperado traspiés tiene mucho que ver la musicalidad que transmiten las 115 pistas que componen el álbum ‘Street Fighter II The Definitive Soundtrack’, publicado primero en vinilo y triple disco compacto por el label Brave Wave, que no sólo buscó distribuir una banda sonora clásica ya lanzada con anterioridad. La restauración y remasterización de las composiciones les permitió lograr su objetivo: compartir la mejor versión posible. Tras el juego, nada que no se haya dicho ya. Artes marciales, combos y un viaje intercontinental narrado a través de los variados escenarios. Un trayecto internacional representado a la perfección por las melodías. Cada personaje, cada nivel, llevaría asociado un track diseñado para transmitir la nacionalidad de cada luchador. Encontramos claros ejemplos en la melodía de Honda, casi capaz de hacernos tocar la arcilla y la arena de un dohyō, o en el tema de Vega, pasodoble castizo atrapado en las limitaciones de los 16 bits.

En la sesión de hoy encontramos temas tanto de la recreativa original como de CP System II, sucesora que montaría en sus circuitos ‘Super Street Fighter II’ y melodías más complejas. 115 temas en total si contamos las versiones originales, las critical y los endings de cada arcade. Los temas de un minuto escaso se han quedado fuera, siendo necesario más tiempo para poder mezclar la música y dejar espacio para poder apreciarla como es debido. Un componente melódico que supuso un grado de dificultad equivalente a intentar mezclar dos vocales a la vez sin perder el valor que poseen por separado. Por eso, y por tratarse de una banda sonora remasterizada, este trigésimo cuarto Continuous Play adquiere cierta aura especial. Un viaje al pasado gracias a la revisión de un clásico a través de su música, al recuerdo del papel de aquel manual en el que aparecían decenas de líneas de combos e ilustraciones de los personajes de juego. A la crudeza de la derrota tras el knock out. Al placer de la victoria con una línea de vida. Ahora sí, coge asiento —si puedes también unos auriculares—, dale al Play y disfruta.

, , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...