Del éxtasis al vicio

Un (buen) viaje

por

3 junio, 2020

GR#Drogas. Pero, chicos… ¿Qué os habéis fumado? ¿Cómo se os ocurre lanzar un monográfico sobre drogas? Pues es que la vida no se aguanta a palo seco, como reza nuestro Pablo Saiz de Quevedo en la editorial que abre el número. Nuestros antepasados ya se ponían hasta arriba de todo tipo de sustancias, ya sea con motivos religiosos o por los usos sociales de la época. Fumadas, masticadas, esnifadas o inyectadas, las drogas han estado presentes hasta nuestros días. Y el videojuego tampoco ha perdido la oportunidad para relacionarse con ellas, ya sea de la forma más explícita, o siendo ellos mismos considerados una adicción más en el catálogo de numerosas organizaciones. Así que ni cortos ni perezosos, aquí estamos. En este viaje del éxtasis al vicio, hemos decidido relataros las crónicas de una adicción con nuestro monográfico más largo hasta la fecha (¡220 páginas!) y el último antes de un replanteamiento necesario del proyecto editorial de GameReport. Os prometemos que volveremos, más fuertes (aunque tardemos un poco de más).

Pero al lío. En este viaje, vamos un poco pasados de vueltas, pero con la firme voluntad de reflexionar sobre las adicciones en general y las drogas en particular, amparados por la portada de Francisco Riolobos. De la relación de las mismas con los videojuegos y de cómo se han utilizado y plasmado dentro de los mismos. Preparaos para ir desde Rapture y Columbia a los bellos parajes de la saga Far Cry o los psicodélicos paisajes de ‘Kula World’, pero al mismo tiempo tened los ojos muy abiertos, pues habrá tiempo para reflexionar sobre la estigmatización a la que se ha sometido, desde los inicios, a esta afición, diseccionar algunas mecánicas, o repasar algunas de las drogas —legales y no tan legales— que se han utilizado en los videojuegos, ya sea de manera accesoria o como motor de la experiencia. Experiencias que no se quedan en mero motor y que se acercan a las que producen las drogas también las vais a tener, al menos con el Culto de Tetsuya Mizuguchi y su ‘Rez’, el viaje lisérgico de ‘LSD: Dream Emulator’ o los escarceos de Harry Du Bois con todo tipo de sustancias en ‘Disco Elysium’. De firma invitada, Víctor Martínez «Chiconuclear», desde AnaitGames, que culmina su columna inicial con un sonoro «Mi droga favorita son los videojuegos». Y por supuesto, todos nuestros ilustradores habituales, que han tenido a bien compartir su trabajo para ilustrar las páginas que vais a leer.

Como veis, no hemos escatimado esfuerzos (y experiencias) para traeros estas crónicas de una adicción, antes de una merecida pausa para GameReport. Con el piti en la mano y la copa en la otra, sólo nos queda invitaros a recorrer las 220 páginas de este (por ahora) último monográfico. Todo el equipo de GameReport os espera para brindar al final de sus páginas. ¡Alzad la copa porque esto se merece un buen brindis! Gracias por estar ahí, a todos. Nos vemos en la próxima juerga.

Hazte con GameReport Drogas: Del éxtasis al vicio // Crónicas de una adicción

, , , , , , , , ,

No te pierdas nada

Apúntate a la newsletter: sé el primero en enterarte de cada lanzamiento y disfruta nuestros textos y juegos recomendados cada semana.

Quizás te interese...