Anteriormente morador y ahora supervisor

Fallout Shelter

por

22 octubre, 2015

Podría decirse que no soy una persona aficionada a esos juegos en los que debes construir y mejorar emplazamientos y toda esa parafernalia relativa al género. Toda esa temática desde siempre me ha parecido muy aburrida, y nunca ha levantado mi interés; por ello, resulta curioso que ‘Fallout Shelter’ haya conseguido engancharme a algo que jamás hubiera pensado que pudiera entretenerme hoy en día.

Desde un principio, fue desagradable que algo tan potable sólo estuviera disponible para los usuarios de la manzanita mordida (es decir: iOS), haciendo sentir a los demás algo de discriminación por parte de Bethesda, que luego fue incrementada con un paquete de contenido exclusivo para ellos. Como fan incondicional de la franquicia ‘Fallout’, sobre todo de los dos primeros, podría afirmar que gran parte de la impaciencia que me causaba tener que esperar a que se lanzase en Android era por mi amor a la saga; al menos eso pensaba, hasta que por fin pude tenerlo en mis manos y comprobar que la ambientación funcionaba en sintonía con el género en el que me disponía a profundizar de una vez por todas. Este paso por parte de la desarrolladora a smartphones y tablets ha sido algo sorprendente, llegando a concebir una idea fabulosa e imprescindible para estos dispositivos, que ha demostrado su viabilidad recaudando cantidades obscenas de beneficios al mismo tiempo que asesinaba la batería de éstos. En una era donde el móvil ya no es para “sólo llamar”, tenemos ante nuestros ojos otra joya de cuidado que sirve para matar esos ratos libres (e incluso más que eso) y que ha conseguido hacer morder el anzuelo a millones de personas en el mundo, incluyendo en ese saco personas que, aunque no pueden hacerlo funcionar en sus móviles, han optado por emularlo en sus PC con software como BlueStacks y similares.

Fallout Shelter captura 2

El fin de este juego consiste en crecer y prosperar para que la vida dentro del refugio sea estable, algo que no será nada fácil

Nada más comenzar, se nos pondrán a disposición algunos moradores para que puedan dedicarse a diversas tareas de cara a proseguir con el buen funcionamiento del emplazamiento, utilizando como base lo más básico en el mundo de ‘Fallout’, ya conocido de sobra por sus seguidores: el S.P.E.C.I.A.L. Cada morador tendrá nivel de experiencia y características diferentes, muy malas al principio, pero que se podrán mejorar en el futuro, y que serán útiles para mantener el nivel de energía, comida y agua del refugio, utilizando para éstas una característica en específico; todo esto obligará al jugador a repartir los puntos entre ellas con cabeza. A la par que el número de salas crece, habrá que aumentar el de los moradores, ya a base de tener descendencia o de captar nuevos habitantes a través de una sala de radio, para sacarle el máximo rendimiento. Pero eso no es lo único a tener en cuenta: cada morador tendrá un porcentaje de felicidad que afectará a una cifra global, mejorando un poco más la productividad. Esta productividad se verá afectada si falla el modo exprés (el cual otorga chapas, felicidad y recursos de forma instantánea a cambio de reiniciar la cuenta atrás para producir, asumiendo el riesgo de fallar y desencadenar algún desastre), o si algún trabajador muere en un ataque de saqueadores o sanguinarios, plagas de mutarachas o ratas topo, o incluso una sala en llamas. Para combatir estas amenazas es tan importante una buena puntuación en S.P.E.C.I.A.L. como tener una buena cantidad de estimulantes y el factor que queda por mencionar: equipamiento. Cada morador puede llevar un traje, que mejora las puntuaciones de característica, y un arma, que ofrece una variable base de daño mínimo y máximo. La mejor forma de conseguir estos recursos y chapas es mandar exploradores al yermo, basándose una vez más en sus puntuaciones, exponiendolos al peligro y la radiación y desencadenando distintos tipos de eventos que irán recompensándonos con experiencia, chapas y objetos; es muy importante mandar regularmente a moradores fuera del refugio, ya que aporta mucho beneficio hacerlo, y cada vez mejor conforme más tiempo los dejes fuera.

Fallout Shelter captura 1

A estas alturas, todo el mundo sabe que las monedas quedaron atrás, y que la divisa más común son las chapas (aunque la RNC y la Legión de César intenten introducir las suyas). Tanto crear salas como mejorarlas requiere una cantidad de chapas. Tener una buena economía en ‘Fallout Shelter’ no es algo complicado, ya que existen diversas formas de conseguir chapas, ya sea obteniendo recursos de las salas (que va ligado a la puntuación de Suerte de los trabajadores, como ya indico en la miniguía), subiendo niveles y características S.P.E.C.I.A.L., explorando el yermo, o completando objetivos. Conseguir un buen montón de chapas no es descabellado, sólo se necesita jugar y algo de tiempo.

También hay objetivos aleatorios. Los hay desde fáciles hasta otros que son un verdadero desafío. Siempre tienes tres objetivos por cumplir, aunque una vez al día puedes cambiar uno por otro al azar, y al completarlos siempre serás recompensado por ello. Lo más destacable de todo esto es que son la única forma gratuita de conseguir tarteras. Las tarteras son el beneficio que obtiene Bethesda por esta maravillosa aplicación. Me explico: aunque pueden obtenerse gratis en el propio juego, también pueden comprarse. En cada una de ellas se encontrarán cuatro cartas, de las cuales una al menos siempre será rara. Existen tres categorías de rareza en los objetos de ‘Fallout Shelter’: común, raro y legendario. Si tenemos mala suerte al abrir una tartera, aparecerán recursos (energía, comida o agua), armas o chapas, pero si la cosa va bien saldrán objetos o moradores raros e incluso legendarios; y aunque los susodichos objetos de la mayor rareza son un auténtico pepino, lo más importante es que los moradores de la misma categoría son personajes destacables de la franquicia ‘Fallout’ y del nuevo título que está por venir, como un pequeño anticipo.

Fallout Shelter captura 3

Hay muchos factores que lo hacen destacar entre sus hermanos de género y que lo alejan de ser uno más de entre tantos. En principio, es imprescindible añadir que, para ser un título del tipo que es, resulta una delicia que no requiera de una continua atención para no mandar todo tu progreso al traste. Es decir, con echar tres o cuatro ratos al día el refugio se mantiene estable, siempre y cuando no se deje la aplicación abierta sin prestarle atención (error que muchos cometen y luego achacan a los desarrolladores). Al carecer de modalidad online y ser para un único jugador, carece de competitividad, lo que lo relega a un simple matarratos; pero que no engañe el hecho de que le falte esa característica, ya que la diversión está asegurada, y siempre hay cosas que mejorar y factores a tener en cuenta para optimizar la vida de los moradores, aunque sin esa presión por abandonar un poco la aplicación en favor de otros quehaceres. Aun así, uno también se puede viciar horas y horas seguidas a la aplicación, y que no extrañe el hecho de que hayan pasado algunas una vez se deje de mirar hacia la pantalla; sobre todo al principio, cuando hay tanto por hacer. Otro punto a comentar es que no hace falta gastar un céntimo para ver su máximo potencial, ya que no está capado en ningún momento.

Hay otros aspectos que no se empapan de la verdadera ambientación de la saga, como que los refugios se construyeran antes de la Tercera Guerra Mundial y no después, que éstos no aceptaban a gente de fuera como moradores, o las puertas de entrada, que no solían estar a la vista sino que se escondían en lo profundo de cavernas y grutas. Tampoco logro digerir esa terrible terminología que trajo consigo Bethesda al castellano en muchos aspectos. Pero hay que apreciar que sigan preocupándose por sacar material de la franquicia, y más aún por diseñar una aplicación tan jugosa, que pueda entretener a cualquiera que necesite algo para pasar sus ratos libres o largas esperas. Aunque dista mucho de los títulos originales, admito que el resultado es bastante bueno y me siento complacido por ello.

, , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...