Dualidad y tuning de primer nivel en Need for Speed Heat

por

9 enero, 2020

Mundos abiertos, una amplia colección de autos al alcance tras acumular horas por las carreteras de los gigantescos mapas, y un nivel de libertad de movimiento que en esta generación sólo era propiedad de la saga ‘Forza Horizon’. Hasta 2018, Ubisoft se puso las pilas con el ignorado ‘The Crew 2’ gracias a la evolución de la fórmula de su predecesor, que ahora sí funcionaría. Ghost Games, responsable de ‘Need for Speed’, parece arrojar luz a la franquicia tras el curioso reboot y el altamente criticado ‘Payback’. ‘Heat’, título lanzado a finales de 2019, trae tanto calor como frescura al género de la conducción arcade a través de dos experiencias de juego que comparten mapa y que son la noche y el día, literal. La noche es terreno para los más valientes, algo que recuerda al modo nocturno de ‘Dying Light’, aunque aquí cambiamos zombies mamadísimos por maderos altamente dopados. La policía representa una amenaza real gracias a su comportamiento mejorado y su sincronización, convirtiéndose al fin en un reto capaz de llevarnos a la frustración. Todo evento es susceptible de verse alterado por las ansias de caza de este enemigo de las bandas que compiten por Palm City, ciudad en la que quemaremos tanta rueda como queramos. Si la noche sirve para ganar reputación, el día es perfecto para ganar dinero. Más coches o mejores prestaciones para nuestras adquisiciones. Menos policía; ergo, carreras más tranquilas que permiten relajarnos de la tensión de la noche.

Esta dualidad en las dinámicas del juego se ve representada también en su banda sonora. Si la noche es terreno de trap, electro y drum&bass, sonidos con bases más contundentes, el día es sinónimo de calor gracias a una selección de licencias donde el sonido latino es protagonista, algo a lo que no estamos acostumbrados y que en esta sección no habíamos tenido oportunidad de mezclar. Mucho reggaeton, algo de samba o mambo electrónico de la mano de grandes figuras como Elvis Crespo, Daddy Yankee, Zion y Lennox, Bomba Estéreo o Gente de Zona. Un elenco de artistas capaces de matizar y apoyar a la historia que nos presenta ‘Need for Speed Heat’ y que encaja con sus protagonistas. Esta incursión de nuevos géneros musicales también responde a su éxito creciente, lo que justifica el peso del trap dentro de este tracklist y resta presencia al house y otros géneros que no se echan de menos. Esta separación de estilos musicales también aporta independencia a la noche del día y viceversa, a pesar de compartir mapa. El detallismo en el sonido se refleja también en la amplia variedad de opciones de tuning, pudiendo modificar el ruido del tubo de escape de nuestros coches de diferentes formas. Un cuidado que se refleja en todo el juego y que hace que este ‘Heat’ se considere el mejor ‘Need for Speed’ desde ‘Underground 2’. No podemos imaginar mejor punto de partida para la próxima entrega de la saga reina del tuning y las carreras callejeras. Ahora sí, coge asiento —si puedes también unos auriculares—, dale al Play de la sesión que hay sobre estas líneas si no lo has hecho ya, y disfruta.

, , , , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...