Axiom Verge, Thomas Happ y el artista multidisciplinar

por

21 noviembre, 2018

Hablar de metroidvania es hablar de una etiqueta con solera, que engloba obras tan importantes para el videojuego como complejas en el diseño de las plataformas. Niveles de un laberinto por el que pasar horas explorando cada uno de sus recovecos, con el principal anhelo de encontrar la forma de poder avanzar. ¿La clave? Power-ups básicos para alcanzar el éxito, escondidos en pasillos que nos invitan a recorrerlos una y otra vez, no sin la incansable resistencia de los diversos enemigos que aguardan pacientemente nuestra llegada. La fórmula metroidvania persiste exitosa y fresca aun con el paso de las décadas, y la obra de Thomas Happ, protagonista de este Continuous Play, es una buena muestra de ello. ‘Axiom Verge’ fue publicado en 2015 y bebe tanto de ‘Metroid’ que su autor propuso —sin éxito— diseñar una skin de Samus para el port a Wii U. Y es que volvemos a convertirnos en viajeros interespaciales, aunque ahora los motivos sean completamente distintos, y recuperamos una tecnología capaz de darnos un poder destructor que haría la boca agua al belicista de Trump. Thomas también firma una trama inteligente que eleva al juego como uno de los mejores valorados de 2015 y representativos del género. Y aún así, lo que me parece más fascinante es que absolutamente todo el desarrollo de un título de estas características fuese realizado por una única persona. Hasta una banda sonora de tal factura que eleva al autor al nivel de artista multidisciplinar digno de elogio.

Recuerdo la primera vez que me sumergí en ‘Axiom Verge’, todavía esta sección no estaba en proceso de gestación, pero sí es cierto que como amante de la música electrónica, al aterrizar en el planeta Sudra, aquellos sonidos tan familiares y a la vez tan de ciencia ficción lograron que desease incluirlos en una sesión techno. No se confundan, lo que hoy traigo no son bases machaconas, pero sí atmósferas de corte dark que encajan a la perfección con un planeta desconocido que no va a darnos tregua. Los sintes son una especie de recordatorio de que el chiptune todavía tiene mucho recorrido por delante; melodías sustentadas por unas bases de corte a veces industrial, a veces progressive de los noventa, que evocan a la mítica música de ‘Expediente X’ y otras obras del género. No es de extrañar, comparten suspense y bichos feos. La sesión de hoy presenta una doble cara: por un lado, atmósferas envolventes; por el otro, ritmos marcados. Y como nexo de unión, las melodías premium, protagonistas de este documento sonoro. Ahora sí, coge asiento —si puedes también unos auriculares—, dale al Play y disfruta.

, , , , , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...