Ruiner, máscaras invisibles y violencia ciberpunk

por

26 septiembre, 2018

Oscuridad, caos, implantes cibernéticos, gatos hackers y mucha acción. ‘Ruiner’ es uno de esos indies con el sello de Devolver Digital que desprende disparos por sus cuatro costados —hola ‘Hotline Miami’ y ‘My Friend Pedro’, entre otros—. Un protagonista misterioso, ataviado con ropajes que acentúan un carácter duro, frío, acabado de definir por características físicas que otorgan ese carisma que sólo tienen los personajes mudos. Exacto, no habla, pero su característico casco con pantalla OLED será el que muestre mensajes que forman una interesante narrativa, que se irá descubriendo a medida que vayamos avanzando en la historia desarrollada en la ciudad de Rengkok. Un protagonista presentado como un sicario, un perro de presa imparable que para salvar a su hermano secuestrado deberá cambiar de dueño. NPC con misiones secundarias, personajes carismáticos, niveles plagados de enemigos armados hasta los dientes y jefes finales que nos pondrán en algún apuro. ‘Ruiner’ es tan oscuro en su estética como en su historia, y quizá por ello sus creadores, Reikon Games, seleccionaron un elenco de productores capaces de transmitir esa dureza a su banda sonora.

Mientras por un lado encontramos atmósferas ambientales, por el otro los sonidos machachones e industriales se hacen con el protagonismo de una banda sonora capaz de transmitir la tensión del combate llevado a cabo en un universo ciberpunk. ¿Música melódica? No, beats revienta neuronas en bucles no aptos para todos los públicos, pero capaces de representar a la perfección el jodido universo de ‘Ruiner’. Y un nombre por encima de todos los productores: Zamilska, artista polaca techno de sonidos tan duros como oscuros que sirven de adhesivo entre el jugador y el gameplay, y de incentivo para nuestras ansias de venganza techie. Una de las sesiones más difíciles de pinchar por la diversidad en los BPM, pero placentera a la hora de ejecutar y escuchar. En las mezclas podréis encontrar samplers y loops interminables que han permitido que una banda sonora de diecinueve tracks, alguno de ellos de no más de dos minutos, supere los cincuenta minutos. Ahora sí, coge asiento —si puedes también unos auriculares—, dale al Play y disfruta.

, , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...