Chupitos de Persona 5

por

26 abril, 2017

¡Dichosos los ojos! Hacía ya un tiempo que no venías por aquí. Llevo poco tiempo abierto pero ya te cuento entre mis habituales. Llegas justo a tiempo para probar mis últimos chupitos de tinta. Los acabo de destilar hace nada, en cuanto se han ido los chicos de GameReport. Me tienen loco con Japón. ¿Te acuerdas que te comenté que el otro día vinieron con un tipo extraño? Sí, el de la máscara. Pues esta semana no paraban de hablar de otro juego japonés. ‘Persona 5’, me decían. ¡Como si conociera a los otros cuatro! Me enseñaron algunas imágenes y la verdad es que visualmente era una maravilla. Es lo único que te puedo decir, porque luego se pusieron a hablar con palabros que yo creo que se iban inventando sobre la marcha como social link o husbando y ya desconecté. Pero sabía que acabarías pasando por aquí para tus chupitos de rigor así que ahí lo tienes.

Y que ni te vea sacar la cartera, que nos conocemos. Ya deberías haber aprendido a estas alturas que a éstos, como a todos, invita la casa.

Victoria Belver

En el momento de empezar ‘Persona 5’, tenía cierto… miedo. ‘Shin Megami Tensei’ es, sin duda, una de mis sagas favoritas, y a ‘Persona’ como spin-off también le tengo una gran estima. No obstante, con los años Atlus le ha dado un tratamiento cada vez más rácano a su franquicia estrella, y conociendo su tendencia al reciclaje, temía sinceramente que ‘Persona 5’ volviera a ser ‘Persona 3’ con menús color rojo, más bonito pero con el mismo esqueleto. No obstante, tras haber terminado la primera mazmorra después de mis primeras once horas, todos estos miedos se han disipado y me siento, por primera vez desde ‘Catherine’, totalmente en paz con Atlus y sin sentirme dividida entre abrazar a sus genios o asaltar su sede con un bazooka en cada mano.

p5-01

‘Persona 5’ usa, cómo no, el armazón jugable tremendamente sólido que ya estableció ‘Persona 3’ hace más de diez años, pero las novedades son suficientes para que aunque sea exactamente lo mismo, se perciba como un juego completamente nuevo. Social links que surgen de una forma más natural, conversaciones fluidas y más creíbles, la vuelta al fin de las negociaciones con los demonios pero con un sistema mucho más llevadero que los barrocos menús de ‘Persona 2’… Una grata sorpresa, cuando menos, deshaciéndose del reciente sistema de recolectar cartas tras los combates.

La sorpresa más positiva para mí, no obstante, ha sido que las mazmorras tienen al fin un diseño decente. No a la altura de las de los mejores juegos de Atlus, pero sí hay que decir que son un paso de gigante respecto a todo lo visto en la saga, ¡y menos mal! Se ha añadido además un pequeño sistema de sigilo para sorprender a los enemigos, que es algo más variado que el primitivo espadazo en la cara que tuvimos en los dos últimos títulos. Son cosas aparentemente pequeñas, pero que conforman un conjunto muy agradable de novedades incluso para mí, que puse en su día a ‘Persona 4’ a caer de un burro por ser extremadamente continuista.

Luego, claro, hay otras cosas. Aunque no es un portento gráfico, entra por los ojos como pocos juegos, especialmente con sus preciosos menús o el trabajo de las animaciones de los personajes, aunque sean para los sucesos más cotidianos, que les dan mucha más personalidad. Una banda sonora que no es ni de lejos tan buena como la de su anterior entrega, vale, pero que acompaña bien y, por ahora, no resulta molesta. ‘Persona 5’ rezuma, sobre todo, mucho amor: se nota el mimo —y dinero— con el que se ha hecho, especialmente si se compara al triste historial reciente de Atlus. Como fan de la compañía, y viendo su trayectoria reciente, me siento, sinceramente, muy feliz.

Sergio Guerreiro

Nueve años. Nueve putos años es lo que uno lleva esperando el siguiente título de la saga ‘Persona’. Como mucha gente me acerqué por su tercera entrega, ese juego de culto para todo el mundo, que me voló mi cabeza de adolescente. Varios años después llegó ‘Persona 4’ y, aunque lo veía al principio como uno más, algo más pulido respecto a la tercera entrega pero sin apasionarme tanto, acabó por robarme el corazón tanto como ‘Persona 3’ y por invitarme a bucear en esa metafranquicia tan grande e interesante que es ‘Shin Megami Tensei’.

‘Persona 5’ es justo lo que me esperaba. No sólo por un apartado estético que te desencaja la mandibula de lo bello que es desde sus primeros trailers, ni por un sistema mecánico que mejora lo visto en anteriores entregas, volviéndolo más veloz y accesible tanto para el neófito como para el veterano. ‘Persona 5’ me da lo que busco en esta franquicia y que se ha vuelto señal de la saga. El cómo el juego es un todo, en el que cada uno de sus elementos sirve a un tema central que vertebra y define al título, lo que conlleva sentirlo como algo más personal y de autor respecto a lo que nos tiene acostumbrado este medio. Un tema que es hijo de su tiempo y no hace falta nada más que abrir el periódico para darse cuenta uno de ello y que te acaba calando hondo, como los de sus anteriores entregas. Por todo ello los Phantom Thieves me han robado el corazón y me tienen pegado a la pantalla.

No puedo pedir nada más.

Elena Flores

‘Persona 4 Golden’ fue mi primera —y no poco recelosa— incursión en la saga homónima, y tras muchos días privándome de sueño hasta bien entrada la madrugada, se catapultó hasta mi top personal. Nunca había jugado nada similar. Para quitarme el mono, hice algunas tentativas en otras entregas de la saga, pero no conseguí engancharme; no tenía ganas de jugar otro ‘Persona’, sino de otro ‘Persona 4’.

p5-02Afortunadamente, ‘Persona 5’ sí ha sabido colmar esas expectativas. Seamos sinceros: es más de lo mismo, pero ¿qué problema hay si “lo mismo” significa “lo mejor”? Al principio —imagino que como muchos— no pude evitar las comparaciones: estos personajes son peores, esta banda sonora tiene menos chicha, esta historia atrapa menos… Hay cosas que me fastidian bastante, como la narrativa fragmentada que, de momento, con cuarenta horas a las espaldas, no aporta nada a nivel jugable ni —valga la redundancia— narrativo. A pesar de echar de menos al elenco de la anterior entrega, he de decir que he comenzado a cogerle cariño a este nuevo grupo. La banda sonora ya ha conseguido su cometido y los dos habitantes de mi casa andamos canturreando a todas horas el tema de batalla… Vamos, que el juego ha calado. Mención especial a su maravillosa interfaz de usuario, con un estilo vectorial muy atrevido que en cualquier otro juego quedaría como un pegote, pero aquí luce de locura, y a la vuelta de tuerca que le han dado al apartado de dungeon crawling, que para mí siempre ha sido la parte floja de la saga.

‘Persona 5’ es lo que esperaba, ni más ni menos, pero no hay que tomar esta afirmación con tintes templados, porque he de decir que esperaba mucho. Eso sí, no habiendo siquiera llegado al ecuador del juego, empieza a hacerse cuesta arriba. Creo que personalmente me ha pasado factura haberlo empalmado con ‘The Legend of Zelda: Breath of the Wild’, el cual venía con otro buen puñado de decenas de horas detrás. No obstante, no pienso dejarlo abandonado. Confío en que Atlus ha preparado algunos de esos plot twist que tan bien manejan y al final de tantos robos e infiltraciones, tendré que hacerle un huequito al lado de ‘Persona 4’.

, , , , , , , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...