En Tiempos de Carga 02×01 —
Progreso y decadencia

por

20 diciembre, 2018

Rugía un estruendo. Se acercaba. Y, cuando quisimos darnos cuenta, ya no pudimos escapar, el monstruo era demasiado grande. Hoy acecha. Escupe. Golpea. No nos deja dormir porque las paredes de nuestra casa no aislan como antes. El mundo colisiona en un choque ideológico, se debate entre progreso o decadencia. Lo hace, además, al son de unas voces adormecidas que continúan esperando la llegada de una época que ya no existe. Pero el orden de las cosas ha cambiado, y ante una disputa tan encarnizada sólo existe el territorio comanche. Nadie está exento. Los videojuegos tampoco. Revolotean en esta vorágine, sin importar que aún existan cadenas que los quieran aferrar al antiguo régimen.

¿Cuándo empezó todo? Es difícil. Un día despertamos y la comunidad se cansó de dialogar, aunque nunca supimos a ciencia cierta si alguna vez existió tal diálogo. El caso es que el true gamer dijo «basta» al inmigrante digital: nunca estuvo dispuesto a que gentes de otras disciplinas criticaran su zona de confort. De repente, cualquier atisbo de intercambio de ideas se convirtió en odio visceral, en una especie de exaltación de la cultura del zasca, siempre tan bien vista en nuestras costumbres. ¿Para qué hablar cuando se puede recurrir al escarnio? Corren convulsos tiempos hipócritas. Se tira la piedra y se esconde la mano.

En Tiempos de Carga inaugura su segunda temporada con dos intensas horas de debate, aprovechando el lanzamiento de nuestro último monográfico, dedicado a la política dentro del videojuego. Menuda temática elegida por nuestros valientes suscriptores. Como siempre, Marina (@Ninfa_dp) y Violeta (@Vayo_SB), nuestras compañeras de Terebi Magazine, acogen a Fer (@ferporbar) y Marcos (@soquam) para, esta vez, hablar de colonialismo cultural, de feminismo, de la rentabilidad del ocio electrónico como arte, de toxicidad, de presiones de grupo… Hasta hay tiempo para darse una vuelta por Londres y vistar la Desing/Play/Disrupt, una exposición del museo Victoria and Albert que tira por tierra todos los prejuicios que menosprecian al ocio eletrónico. Porque jugar a videojuegos hoy, más que nunca, es un acto político.

, , , ,

Suscríbete a GameReport

¿Quieres apoyar el proyecto? ¡Conviértete en suscriptor y accede a ventajas exclusivas!

Suscríbete

Quizás te interese...

Continuous Play
Cajón de arena

Yerba

Héroes y villanos. No los soporto. Las grandes gestas no son para mí. Ponerse de un lado u otro significa …

Setpieces
Especial

Nasíos pa matá

Los chicos de Sensible Software fueron machacados por todas partes, pero lo que más le fastidiaba a Jon Hare, el …